EJERCICIO FÍSICO Y SALUD MENTAL

 

La realización de ejercicio físico con cierto grado de duración e intensidad proporciona un beneficio psicológico importante al mejorar la autoestima y aumentar la confianza en sí mismo y en su fuerza de voluntad.

Se produce una mejoría inmediata en la ansiedad y el humor. Incluso el riesgo de depresión es mucho más bajo entre quienes realizan deporte habitualmente.

Fundamentalmente, estos beneficios son mayores con la práctica de ejercicios aeróbicos rítmicos, de intensidad baja a moderada como el jogging, natación, bicicleta y paseo. Se deben realizar sesiones entre 15 y 30 minutos tres veces por semana.

Los beneficios son independientes de la edad y del género, pero sí puede afirmarse que en los sujetos en los que más se nota son:
-los que se inician en cualquier tipo de actividad física.
-las personas que están en baja forma.
-los ancianos.
-las personas con patología psiquiátrica
.

ACTUALIZANDO LA INFORMACIÓN