LOS BENEFICIOS DE LA NATACIÓN

La natación es prácticamente el complemento ideal para cualquier ejercicio físico. Este deporte suma a los beneficios físicos típicos de todos los deportes, debido a su bajo impacto, el desarrollo aeróbico que se obtiene al nadar y la implicación de todos los músculos del cuerpo. Es una herramienta de seguridad física y emocional, además de su facilidad por ser practicada por personas que por distintos motivos no pueden practicar otros deportes.

A continuación enumeramos algunos de sus múltiples beneficios.

  • Todos los músculos: Una de las razones principales por la cual se utiliza la natación como complemento, es debido a que utilizamos todos los músculos en un ambiente de bajo impacto. Esto quiere decir que mientras nadamos, no nos está perjudicando el peso del cuerpo a nuestras articulaciones.
  • Crecen los pulmones: Si en este momento analizamos la manera que estamos respirando mientras leemos este artículo, muy probable que tengamos la boca cerrada y estemos respirando por la nariz, ya que estamos muy relajados y no necesitamos abrir la boca.
    El movimiento de nuestros pulmones mientras respiramos, consta de dos fases: la inspiración y la espiración. Mientras nadamos, no podemos inhalar por la nariz, tenemos que inhalar por la boca, y esto hace que inhalemos más cantidad de oxígeno, causando que los pulmones se tengan que estirar más. A la hora de inhalar, se recomienda que utilicemos la nariz para contrarrestar el agua que se nos puede meter en las fosas nasales. Esto reduce la salida de todo ese aire que inhalamos y causa un efecto de presión, la cual produce un estrés mayor en el ciclo de la respiración. Este estrés entrena a los pulmones a respirar utilizando más oxígeno de una manera muy controlada. De esta manera, si nadamos, y hacemos crecer nuestros pulmones, podemos tolerar con mayor facilidad el cansancio mientras realizamos prácticamente cualquier otro deporte.
  • Relajación: Cuando una persona aprende a desplazarse en el agua sin preocupación de que sus pies y sus manos no estén aferrados a algo sólido, puede empezar a  nadar y a relajarse al mismo tiempo. La combinación de una respiración controlada y el movimiento de todos nuestros músculos en un ambiente acuático, crea una sensación de relajación constante. El sonido del agua en movimiento relaja a la mayoría de personas. Mientras nadamos, no tenemos que estar hablando y esto hace que podamos interiorizar de una manera muy individual, y lo mejor es que estamos haciendo ejercicio a la misma vez.
  • Descanso activo: Mucho de los deportistas que corren, andan en bici, o practican algún otro deporte aeróbico, pueden utilizar la natación en su programa de entrenamiento como una etapa de descanso activo. El ejercicio varía completamente su naturaleza, pero a la vez se continúa un trabajo muscular y cardiovascular completo. En personas que van al gimnasio casi todos los días y levantan pesas con el objetivo de crecimiento y tonificación muscular, la natación es un complemento para la recuperación muscular de las cargas de trabajo realizadas en el gimnasio. La resistencia en el agua, es muy inferior a la resistencia mientras levantamos una pesa de 20 libras, pero al ser una resistencia continua, le da al músculo en general capacidad aeróbica que no le brinda el levantamiento de pesas.

Metas cuantificables

La natación actualmente se practica en dos modalidades, en piscina o en aguas abiertas que son el mar, ríos o lagos. Mientras nadamos en una piscina, generalmente tenemos que contar la cantidad de piscinas que hacemos. Existen programas de natación que constan de una combinación factores de cantidades, cargas de trabajo y los 4 estilos de la natación (mariposa, dorso, pecho y libre). Esta combinación nos ayuda a cuantificar nuestras metas a corto y a largo plazo. Si al inicio empezamos nadando 10 piscinas en libre, luego vamos a poder nadar 16 de libre y tal vez 4 de dorso. Luego vamos a poder combinar la velocidad en las piscinas de libre y en las de dorso. Y así con los otros estilos. En la natación existen muchos tipos de programas, que se ajustan a todas las capacidades de las personas.

Errores frecuentes

  • Compra del material: Es común que las personas que van a empezar a nadar estén muy motivas y vayan a la tienda deportiva a comprar su material. Hay que tener mucho cuidado en lo que compramos. Por ejemplo, las “manoplas”, que son esas paletas que amarramos a nuestras manos para incrementar la resistencia mientras nadamos, no deben ser grandes en principiantes. Esto porque pueden afectar la mecánica y pueden ocasionarle una lesión en los hombros. Los anteojos en las tiendas hay que sacarlos de las cajas y probárselos, para ver si provocan un vacío en la cavidad de los ojos. Si no provoca vacío es que se le va a meter agua. Es importante asesorarse con un entrenador de natación o algún nadador con bastante experiencia.
  • “No necesito entrenador”: es importante tener asesoría de un profesional que le ayude a ser más eficiente en el agua y a corregir los errores.
  • Cursos intensivos: Nos siempre son lo mejor para los niños ya que pueden producir mayor estrés. Pero si lo va a hacer tome en cuenta que haya niños de edades parecidas y del mismo nivel. También que en la temática del curso realicen dinámicas de juegos periódicamente y que haya siempre un sistema de premiación al final del curso.

Cuando se empieza a mejorar la capacidad aeróbica

En el momento en que nos sumergimos en el agua y realizamos la respiración atípica que expliqué anteriormente, estamos empezando a mejorar nuestra capacidad aeróbica. Luego con la combinación del movimiento en el agua y esa respiración todo se complementa. Es necesario realizar un mínimo de 2 sesiones semanales para esperar cambios significativos a nivel de capacidad aeróbica. Ojalá se realicen las rutinas con un entrenador y haya continuidad. No hay un tiempo estándar para que las personas mejoren su condición física. Todo depende de la respuesta de cada cuerpo a las cargas de trabajo, al reposo y a la buena alimentación.

FUENTE: Esteban Blanco, entrenador de natación (contigosalud.com)