INCONTINENCIA URINARIA - SUELO PÉLVICO

 

 

 

 

En ésta entrevista, Núria Sans Fisioterapeuta Directora Unidad de la Mujer del Instituto Dexeus nos da claves muy importantes que todas las mujeres hemos de tener en cuenta.

 

Link: http://vimeo.com/channels/7dm/63243563



INCONTINENCIA URINARIA LOS HIPOPRESIVOS LA SOLUCIONAN Y PREVIENEN

 

Todas las investigaciones muestran disminuciones muy elevadas de la incontinencia urinaria incluso en mujeres de avanzada edad. El aumento del sostén que hace un suelo pélvico competente y la recolocación de la vejiga son algunas de las explicaciones.

 

TESTIMONIALES

 

“Mi  experiencia  con  la gimnasia hipopresiva se inició a raíz de una incontinencia de orina que me quedó como secuela en el postparto. Yo tenía 34 años. Se trataba de una incontinencia de orina de urgencia que ya había tratado con electroestimulación y con ejercicios de Kegel. La fisioterapeuta que me trataba me indicó gimnasia hipopresiva diaria para acabar de solucionar la incontinencia. Efectivamente, me la ha resuelto por completo. En el inicio realizaba tres sesiones semanales dirigidas por Mamen, mi entrenadora personal, para conocer bien la técnica y el resto de días lo hacía yo sola. Pasé de tener pérdidas de orina diarias a ser algo muy ocasional. Ahora puedo decir que ya tengo el problema resuelto gracias a la gimnasia hipopresiva y además vuelvo a estar embarazada”.

 

Mª Jesús Perea Santamaría

Voy hacer un breve relato de mi experiencia de la gimnasia hipopresiva. Actualmente tengo 40 años, después e 2 partos hace 5 y 3 años respectivamente, me quedé con un poco de incontinencia. ¿Un poco?, bueno, no se como medirla, se me escapaba al estornudar, toser, al bailar y por supuesto al correr. No me condicionaba mi vida porque el día a día no se me escapaba, “solo” en las ocasiones que he citado anteriormente, pero si que me molestaba. Después de cada parto me apunté a las sesiones de gimnasia post parto donde me enseñaron a practicar los ejercicios de Kegel y otro tipo de gimnasia abdominal que apenas hice en casa y que de poco me sirvió.

Posteriormente acudí a un fisioterapeuta especializado en incontinencia, me hizo comprar un aparato que medía mi fuerza y me hacía corrientes para fortalecer el suelo pélvico y cuando estaba en la consulta realizaba ejercicios de Kegel, pero al salir la verdad es que en casa ya no hacía nada, total que mis problemas seguían y no encontraba mejora.

 

Hace escasos 3 meses mi hermana me comentó que probase “las hipopresivas” no había oído nunca hablar de ellas, pero me habló tan bien, que compañeras suyas las habían probado y que habían experimentado una mejoría enorme en el tema de la incontinencia. No me lo pensé, mi hermana me facilitó el teléfono de Mamen y no pusimos en contacto.

 

Bendito el día que empecé con Mamen, es un tipo de gimnasia en la que desconectas de todo, porque te concentras en lo que estas haciendo, pero lo mejor de todo es que mi cuerpo experimentó un cambio tanto por dentro como por fuera. Me refiero que por dentro en 3 meses ya me ha mejorado mucho el tema de la incontinencia, ya no se me escapa si corro con prisas o incluso al estornudar. Todavía me queda camino pero he hecho una gran evolución.

 

Eso sí, lo mejor y más alucinante es el cambio que ha experimentado mi cuerpo. La barriga se me ha reducido de volumen, he recuperado mi cintura y las formas femeninas, en fin que estoy encantada. Lo recomiendo con los ojos cerrados a todas las mujeres, con o sin incontinencia, porque al fin y al cabo con la edad la ley de la gravedad ejerce su función, y todo tiende a caer, por tanto siempre va bien poner todo en su sitio y reforzar. Es una gimnasia muy agradecida, con poco tiempo al día y eso si, constancia los resultados no tardaran en aparecer, os lo garantizo por experiencia propia.

 

¡Gracias Mamen por todo!! 

 

Elia

 

MITOS Y VERDADES SOBRE LA INCONTINENCIA URINARIA FEMENINA

Fuente: incontinencia.com

Aprende a distinguir las falsas creencias y rumores sobre las pérdidas de orina

Existen muchas ideas erróneas acerca de la incontinencia urinaria femenina ya que es un problema del que no se habla por vergüenza e inseguridad. En este apartado intentaremos borrar de golpe esos falsos mitos que crean en las mujeres que padecen incontinencia sentimientos de ansiedad, depresión, humillación, aislamiento y renuncia a disfrutar plenamente de su sexualidad.

Mediante ejercicios de fortalecimiento de la musculatura pélvica superaremos la incontinencia
¡Verdadero!
Más del 70% de las mujeres con incontinencia urinaria leve podrán superarla mediante estos ejercicios terapéuticos.

Los ejercicios de Kegel favorecerán nuestra vida sexual
¡Verdadero!
Si realizamos estos ejercicios fortaleceremos los músculos vaginales, aprendiendo a contraerlos y relajarlos. De esta manera, tendremos una vagina más fuerte y conseguiremos un mayor placer durante las relaciones sexuales.

Hacer abdominales provoca incontinencia urinaria en las mujeres
¡Verdadero!
Recientes estudios han descubierto que los abdominales clásicos, pensados para el hombre, provocan una mayor presión en la zona del abdomen y debilitan el suelo pélvico femenino. Por tanto, si acabas de dar luz y quieres recuperar tu figura o si acudes a un gimnasio para ejercitarte recuerda que debes realizar ejercicios abdominales basados en un refuerzo abdominal hipopresivo, nunca los abdominales tradicionales. Díselo a tu preparador físico antes de que te mande la tabla de ejercicios.

Bebiendo menos líquido mejoraré
¡Falso!
Al beber menos líquido haremos que nuestra orina se vuelva más concentrada, lo que provocará una irritación en la vejiga y tendremos que acudir más veces al baño. Debes seguir bebiendo la misma cantidad de líquido, pero sin excederte. Para saber qué cantidad de líquido debes beber sólo tienes que escuchar a tu cuerpo, él te lo dirá.

No podré llevar una vida social plena
¡Falso!
A pesar de que sufras incontinencia, no tienes porque aislarte del mundo y ponerte barreras. Debes seguir disfrutando de tu día a día aprendiendo a convivir con la incontinencia. Si tienes incontinencia urinaria de urgencia ubica visualmente dónde está el baño y lleva siempre contigo productos absorbentes de la gama que mejor se adapte a tu necesidad de protección. Así te sentirás siempre seca y segura estés donde estés.

No podré volver a ponerme mis vestidos favoritos
¡Falso!
Si sufres incontinencia podrás seguir luciendo tu ropa favorita, ya que en el mercado existen numerosos productos sanitarios para protegerte de esas molestas pérdidas de orina de una manera discreta. Dependiendo de tu tipo de incontinencia y de la cantidad de orina de tus pérdidas podrás elegir el producto que mejor se acople a tus necesidades. Todos estos productos están diseñados para hacerte la vida más fácil ya que se ajustan completamente a tu cuerpo pudiendo ponerte tus predilectos vaqueros ajustados. No olvides que gracias a los ejercicios terapéuticos más de un 90% de los casos de incontinencia urinaria de esfuerzo logra superarse.