PRE Y POST PARTO

 

El embarazo supone un cambio muy importante en la vida de la mujer, en el aspecto físico y en el emocional; y en realidad en cada rutina y hábito diarios. El cuerpo de la mujer se transforma durante el embarazo, también después del parto y sigue cambiando en los primeros meses de vida del bebé.

 

A lo largo de esos meses de cambios, una adecuada preparación física resulta una importante ayuda, que servirá también para desenvolverse en la nueva condición de madre, que sin duda va a suponer nuevas exigencias físicas.

 

La preparación al parto en el agua permite a la embarazada controlar mejor su cuerpo, sentirse más ligera y aliviar los problemas de circulación. Aumenta la relajación y controlar la respiración.

 

Una correcta actividad física mejora toda la estructura oseoarticular aumentando la flexibilidad para evitar alteraciones durante el embarazo, favorece el control postural para evitar posiciones incorrectas, facilita el momento del parto y consigue una mejor recuperación en el postparto.

 

El ejercicio físico después del parto ayuda a una recuperación general más rápida, a una recuperación del suelo pélvico, favorece la pérdida de peso – vuelta más rápida a tu figura pre-embarazo, reduce stress y depresión posparto, incrementa la energía para sobrellevar las demandas de la maternidad, mejora la postura, previniendo dolores de espalda, Incrementa la resistencia muscular. Cada mujer es diferente y por éste motivo es importante que antes de realizar algún tipo de actividad física se tenga en cuenta que los ejercicios se tienen que adaptar a sus características físicas, psíquicas, si practica algún deporte, etc.

 

 

HIPOPRESIVOS PARA PRE Y POST PARTO

 

El creador de esta técnica postural y respiratoria es el belga Dr. Caufriez.

 

Hace 30 años en Bélgica se prescribían ejercicios abdominales tradicionales para el postparto. Recuperaban la Fuerza pero no el tono y creaban traumas (prolapsos, debilidad en el suelo pélvico, incontinencia,…). Marcel Caufriez buscaba una metodología que redujera el perímetro de la cintura y aumentase el tono del suelo pélvico sin provocar efectos secundarios.

 

El MH es considerado como el mejor método de preparación para el parto y de recuperación del mismo, siendo aplicado en hospitales y clínicas de muchos países.